El fotógrafo Robert Doisneau llena una de las salas de la Fundación Canal con 110 de sus fotografías en la que su principal objetivo es extraer La belleza de lo cotidiano, título así de la exposición. Esta selección de fotografías fue hecha por sus hijas, escogiendo aquellas con las que su padre se sentía más identificado. La exposición muestra 45 años de actividad artística de este fotógrafo.

Doisneau, uno de los fotógrafos más conocidos del siglo XX, tuvo que vivir en una época fértil en cuanto a Historia de la Fotografía se refiere. Además pudo introducirse en un grupo de artistas que hoy en día son grandes mitos de la fotografía universal. En sus fotografías muestra la vida como a él le hubiera gustado que fuera. Dio vida a una ficción directamente extraída de la realidad, devolviendo un reflejo modificado de momentos insignificantes.

El beso de frente al Hotel de ville.

Y así lo demostró en una de las fotografías más famosas y conocidas por la sociedad El beso frente al Hôtel de ville” (1950). Esta fotografía fue hecha por el famoso artista fortuitamente mientras estaba sentado con un café, acompañado de su Rolleiflex. Entre el mogollón de gente que había, Doisneau disparó su aparato captando esta bonita estampa de una pareja besándose mientras caminaban. Años después  se demostró que la pareja que aparece en la foto eran dos estudiantes de arte dramático. El artista les descubrió en aquella calle parisina y los estudiantes aceptar posar, dándose así un beso.

Y es en este momento cuando la imagen comienza a tomar importancia, empieza a convertirse en un mito de la fotografía y ser un icono reconocido en todo el planeta.

El pescador de imágenes.

Muchos años después, en el año 1988 esta fotografía volvió a ser publicada, en este caso por una revista francesa. El objetivo de esta era protagonizar la fama que había obtenido la fotografía y sobre todo, la gran pregunta que mucha gente se hacía, ¿quiénes eran aquellas dos personas? Debido a la importancia de la fotografía y el dinero que darían sus derechos de imagen, miles de personas reclamaron ser los protagonistas de las fotos.

Muchas personas llevaron a Doisneau a los tribunales pero gracias al resguardo del pago que el fotógrafo guardó en su momento, pudo ganar a los tribunales a los que le demandaron. La polémica trastocó la salud de Doisneau. Murió seis años más tarde, a los 81 años, por problemas coronarios y una pancreatitis aguda.

Esto hizo que muchos artistas y amigos estuviesen en contra del famoso fotógrafo Robert y tacharle de mentiroso y manipulador ya que la fotografía no había sido hecha aleatoriamente sino que esta pareja había posado primeramente para su objetivo.

De hecho, el mismo dia en el que el fotógrafo murió, el diario The Independent publicaba en sus hojas una pequeña frase que le definía: “Él prefería la etiqueta de pescador de imágenes a la de cazador de imágenes”, haciendo referencia a la gran polémica que desató esta foto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s